+34 971 22 73 99 mon-lex@mon-lex.com

El Ministerio de Justicia británico decide poner fin al fraude de las reclamaciones por enfermedad contra los hoteles:

El Ministro de Justicia del Reino Unido, Rory Stewart, ha afirmado que quienes reclaman una indemnización cuando no han estado realmente enfermos durante las vacaciones están cometiendo un fraude y que por ello se van a introducir medidas dirigidas a reprimir a quienes se dedican a esta práctica deshonesta.

Tales medidas, afortunadamente, tienen un futuro muy próximo pues partir del próximo lunes 16 de abril, la ley de enjuiciamiento civil (civil procedure rules) será enmendada para regularizar las demandas por enfermedad junto a otras demandas por lesiones personales. La intención es tomar medidas drásticas contra lo que el gobierno describe como una “epidemia” de litigios.

Nos hallamos ante un cambio legislativo significativo (y muy esperado). En este orden de cosas, los acuerdos amistosos y/o litigios judiciales relacionados con reclamaciones gástricas tendrán ahora gastos fijos de abogados (parte demandante) en función de la cuantía:

• Si las partes llegan a un acuerdo de entre 1,000 y 5,000 libras, los honorarios de abogados son de 950 libras y el 17,5% de los daños.

• Para reclamaciones de hasta 10,000 libras, estos aumentan a 1,855 libras y el 10% de los daños si son superiores a 5,000 libras.

• Cuando la cuantía supera las 10,000 libras, los honorarios de abogados son de 2,370 libras y el 10% de los daños superiores a 10,000 libras.

• Si la demanda se ventila en juicio, los honorarios se fijan en 3,790 libras más el 27,5% de los daños y la tarifa de defensa del juicio.

Estos costes fijos señalados traen causa de que los Ministros solicitaron al Comité de Reglamentación de Procedimientos Civiles, que es el órgano responsable de establecer las reglas sobre los costes legales, que las reclamaciones y demandas por enfermedad en hoteles del extranjero se integrasen en el régimen de costes fijos recuperables. Es una clara señal de que el Gobierno se ha comprometido a abordar la cultura de compensación que impera en el país.

Por su parte, la Asociación de Agentes de Viajes Británicos (ABTA) ha manifestado que el punto y final del vacío legal por el que estaban amparadas las reclamaciones y demandas por enfermedad conducirá indudablemente a la disminución de las mismas. Además ha añadido que van a instar al gobierno a que prohíba las denominadas llamadas en frío (cold calls) por parte de las empresas de gestión de reclamaciones (Claims Management Companies).

Asimismo, que The Law Society ha expresado que las aseguradoras no deberían pagar las reclamaciones que son fraudulentas o que carecen de fundamento legal.

Marc Ripoll

Abogado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR