A vueltas con el coronavirus

Cuando empezábamos a vislumbrar la luz al final del túnel, intuíamos una vuelta a la normalidad y las cifras de reservas en hoteles y destinos turísticos empezaban a recuperarse, una nueva variante del coronavirus parece haber puesto freno a todas esas expectativas. Y mientras Estados Unidos amenaza con nuevas restricciones, Europa revisa los protocolos en los viajes de conexión con África y Alemania anuncia la vacunación obligatoria, en España seguimos debatiéndonos sobre el alcance y exigencia del pasaporte Covid.

Aun así, octubre nos ha dejado un buen sabor de boca. Las reservas hoteleras se han disparado, y si bien no han llegado a las cifras pre-pandemia, no andan lejos. Por otro lado comienzan a llegar las tan anunciadas –y ansiadas- ayudas económicas. Y parece que los acuerdos entre propietarios y arrendatarios para los ajustes de la renta de locales de negocio –hoteles, pero también otros negocios- han dado un respiro a los empresarios al permitirles aplicar reducciones y moratorias en el pago de las rentas, con el fin de poder recuperar una facturación que quedó anulada cuando a finales del primer trimestre de 2020 se anunciaron los primeros confinamientos.

Y con todo ello llegamos al final de 2021. Un año sin duda mejor que el anterior, pero lejos aún de lo que venía siendo habitual en el sector. Por eso la noticia de una nueva variante del coronavirus ha sentado como un jarro de agua fría.

Pero no dejemos que nos venza el desánimo. Porque si algo ha quedado patente en estos últimos meses es que a pesar de todo, las ganas de viajar siguen intactas. No sólo eso, sino que tras meses de confinamiento y restricciones, las ganas de viajar son aún mayores. Y así lo han demostrado las últimas cifras y datos publicados.

Llega por tanto el momento de mirar al futuro con ilusión. Y si bien es cierto que estos últimos meses han hecho que nos replanteemos muchas fórmulas, no es menos cierto que con ayuda o sin ella, hemos sabido hallar las soluciones adecuadas en cada momento.

Así, en unos casos hemos optado por buscar el reequilibrio de los contratos mediante la aplicación de la cláusula rebus sic stantibus. En otros, mediante alianzas o acuerdos de agrupación de empresas que han permitido inyectar liquidez a los negocios que de otra forma se habrían visto abocados al fracaso. O recurriendo a las fórmulas legales que se han habilitado, como por ejemplo en materia concursal, donde las últimas medidas publicadas han puesto de manifiesto la intención del legislador de proteger el tejido empresarial dotando de herramientas que permitan evitar la liquidación de empresas viables.

Todo ello nos permite mirar al futuro con optimismo, convencidos de que ha llegado el momento de afrontar nuevos proyectos e inversiones que a buen seguro, volverán a poner de manifiesto que una vez más, el sector hotelero es clave en la recuperación económica de nuestro país.

Mónica Julve

Abogada

mjulve@monlexabogados.es



Deja una respuesta

Twittear
Compartir
Compartir