A vueltas con el pago fraccionado del Impuesto de Sociedades

El pasado 30 de septiembre el Gobierno incrementó sustancialmente el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, ante la imperiosa necesidad de alcanzar el objetivo de déficit del 4,6% que Bruselas exige para este mismo año.

Esta medida aplicable a las empresas con una cifra de negocio superior a 10 millones de euros ha provocado y seguirá provocando problemas de tesorería en muchas empresas.

O bien las empresas, en nuestro caso los turísticas que estén en esos parámetros, tienen liquidez suficiente, o bien deberán plantearse pedir créditos a los bancos.

La otra alternativa es solicitar aplazamientos, no obstante en el caso de denegarse o no ser admitidos, ¡atención!, porque el pago entrará en fase ejecutiva y deberá pagarse de inmediato o podrán ser embargadas las cuentas bancarias por la Agencia Tributaria. Sin olvidar que, la Agencia Tributaria aplica una Instrucción desde 2014 donde establece que las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de retenciones o ingresos son “inadmisibles” pues el fin de esta práctica lo considera “defraudatorio” (sic). Nada fácil el camino.

En todo caso, ya dijimos hace días en esta misma ACTUALIDAD LEGAL que el aumento de cargas y presión fiscal al sector desde todos los flancos sólo nos dejará, una vez más, la árida estepa del más que posible aplazamiento de inversiones y alegrías empresariales que tendrían como gran pecado… crear empleo.

Ya verán, sino al tiempo, cómo los indicadores de inversión van decreciendo lentamente, a pesar de unas buenas expectativas de próximas temporadas turísticas.

Insisto, el debate en aquellas Comunidades Autónomas donde se implantó la ecotasa o impuesto turístico es ahora si subir aún más el importe por día de estancia… El turismo va bien, no vaya a ser que nos cree demasiado empleo.

En fin, como aquella frase de Pierre Jules Renard: “Hay momentos en lo que todo va bien: no te asustes, no duran mucho tiempo”.

José Antonio Fernandez de Alarcón Roca
Socio Fundador



Deja un comentario


Twittear
Compartir
Compartir