Cláusula suelo: recupera el 100% del dinero pagado de más

La Unión Europea abre la puerta a que miles de ciudadanos puedan recuperar todo el dinero que han pagado de más por la aplicación de la cláusula suelo de sus hipotecas

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que se hizo pública hace unos días, da la razón a los consumidores frente a los bancos y modifica el criterio del Tribunal Supremo español que limitaba a mayo de 2013 la fecha a partir de la cual los bancos eran condenados a devolver el dinero a los clientes.

La esperada retroactividad total

Según el Tribunal europeo esta limitación temporal aplicada por los tribunales españoles supone una protección de los consumidores “incompleta e insuficiente que no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de las cláusulas abusivas“.  Expresamente determina que  “La declaración judicial del carácter abusivo de una cláusula debe tener como consecuencia el restablecimiento de la situación en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula”.

Es decir, el Tribunal europeo aboga por lo que se conoce como “retroactividad” total  y, según su criterio, todos aquellos consumidores que consigan que un juez declare nula la cláusula suelo de su hipoteca tendrían derecho a recuperar, no una parte, sino todo lo pagado desde la constitución del préstamo.

Miles de afectados podrán recuperar su dinero

En palabras de AFI (Analistas Financieros Internacionales) la cifra a devolver por las entidades bancarias se encuentra entre los 4.500 millones.  Siendo las entidades bancarias más afectadas, BBVA, CAIXABANK y BANCO POPULAR.

Los afectados han abonado una media de entre 200 y 300 euros mensuales “de más” por la aplicación de la cláusula suelo.

Se abre por tanto una vía para reclamar por parte de los afectados, tanto para los que les siga siendo de aplicación la cláusula suelo en sus préstamos, como para aquellos que reclamaron judicialmente únicamente la retroactividad hasta mayo de 2013 y que ahora podrán reclamar la diferencia.



Deja un comentario


Twittear
Compartir
Compartir