La Autoridad sobre Conducta Financiera («FCA» por sus siglas en inglés) del Reino-Unido requirió al Tribunal Supremo (TS) claridad urgente sobre cuáles eran las obligaciones de las compañías de seguros en cuanto a la cobertura de las pérdidas de interrupción de negocios sufridas por sus asegurados a consecuencia de la pandemia por COVID-19, después de que en 2020 la mayoría de los siniestros fueran rechazados por dichas compañías. La sentencia “FCA contra Arch y otros [2021]” proporciona precisiones importantes sobre el alcance y cobertura de las pólizas por interrupción de negocio, así como sobre otros puntos importantes tales como la validez de los siniestros o la base de cálculo de las compensaciones a los asegurados.

La FCA presentó primero, en nombre y representación de los asegurados, una demanda ante el Tribunal Superior, basándose en varios tipos de redacción de 21 pólizas distintas. El Tribunal Superior dictaminó que solo algunas cláusulas de prevención proporcionaban cobertura. Consecuentemente, los asegurados (demandantes) y seis de las aseguradoras (demandados) presentaron recursos de apelación.

La sentencia del Tribunal Supremo dictada el pasado 15 de enero de 2021 confirmó que las cláusulas de seguro recurridas ante el Tribunal Superior, incluidas las relativas a la prevención del acceso, proporcionan cobertura de la interrupción de la actividad empresarial causada por el COVID-19. El TS tuvo que examinar tres tipos de redacción de pólizas de seguros cubriendo la interrupción de negocios:

1. La cobertura de la interrupción de la actividad causada por un brote de enfermedad en las proximidades de los locales (TIPO 1).

2. La cobertura de la interrupción de la actividad empresarial causada por la imposibilidad de acceder a los locales/establecimientos, como consecuencia de una acción de las autoridades, debido a una emergencia (TIPO 2).

3. Formulaciones «mixtas» que combinan brote de enfermedad y la denegación de acceso a los locales por parte de las autoridades (TIPO 3).

Para las cláusulas de enfermedad, del TIPO 1, el TS confirma la cobertura del seguro, incluso por ocurrencias individuales (pérdidas resultantes de brotes localizados en combinación con la pandemia más amplia). Las coberturas de TIPO 2 y TIPO 3 también podrían ser válidas para el cierre parcial de un negocio o el acceso a parte de las instalaciones (así como para el cierre total), así como para las órdenes de cierre obligatorio.

Las pólizas de seguro deberán ahora ser revisadas de forma individual en función de la sentencia del Tribunal Supremo, tanto para los siniestros anteriores al fallo como los que faltan por ser comunicados. La sentencia del TS ha sido descrita por la propia FCA como «probablemente la decisión más importante en materia de seguros de la última década». Se estima que, además de las pólizas resueltas en el propio procedimiento, la decisión afecta a 700 tipos de pólizas de más de 60 aseguradoras diferentes y a 370.000 asegurados del Reino Unido. Se estima que esto equivale a aproximadamente 1.200 millones de libras en siniestros.

Marc Ripoll

Abogado de MONLEX

mripoll@monlexabogados.es



Deja una respuesta


Twittear
Compartir
Compartir