La previsión sobre la disposición de los Fondos Europeos a lo largo del 2021 estaba prevista en 19.000 millones de euros. No obstante, hay prevista una ejecución en este momento de solo 9000 millones, por lo que en solo un mes y medio deberían prepararse convocatorias para llegar al total de lo previsto, lo cual sinceramente parece bastante improbable.

Esto evidencia el laberinto de niebla en el que por ahora transitamos, tanto la parte de las Administraciones como las propias empresas a la hora de vislumbrar los caminos apropiados para cumplir con el objetivo de que los Fondos lleguen realmente a éstas y la recuperación económica tras la pandemia sea creíble.

Una posible estrategia de las empresas en esta situación tan líquida, puede ser la de prepararse para el futuro inmediato. Es el futuro inmediato de las convocatorias.

Cuando vengan las propuestas de las Administraciones, tanto estatales como locales o de comunidades autónomas, debemos estar preparados con proyectos en la cartera.

Las grandes empresas y especialmente las pequeñas y medianas deben poner en orden su estrategia de digitalización para los próximos años y también, si es el caso, su estrategia de sostenibilidad medioambiental mediante proyectos a desarrollar; cualesquiera proyectos que avancen en esos dos objetivos.

Los Fondos Europeos no serán ayudas a fondo perdido y tampoco serán ayudas al 100 % de lo presupuestado en dichos proyectos. Serán probablemente apoyo a la inversión en un porcentaje a determinar en cada convocatoria, pero será sin duda un buen apoyo para esos procesos ineludibles de digitalización y de sostenibilidad medioambiental.

El paso siguiente será tener la información de primera mano, y a tiempo, para poder presentarnos a las convocatorias. Esta información va a resultar de vital importancia pues los periodos de presentación de proyectos serán breves dentro de cada convocatoria: 30 días o quizá un máximo de 45 días. Por lo tanto es indispensable que tengamos, a través de instituciones como la CEOE o las cámaras de comercio, información de primera mano, si bien existen páginas web de las Administraciones y también de la propia Moncloa donde nos sirven esas opciones. Será difícil moverse por nuestra cuenta, pues la formación será prolija y, hasta cierto punto, técnica. Existen consultoras y despachos preparados para ayudar a las empresas, especialmente a las pymes para, no solo tener esa información adecuada, sino también para presentar y formatear los proyectos de conformidad con el lenguaje que Bruselas admite y al que habrá que acostumbrarse en este nuevo mundo de los Fondos Europeos.

Esas consultoras y despachos especializados deberán aportar como valor el seguimiento de esos proyectos hasta su culminación, resolviendo las cuestiones legales que surjan al amparo de la normativa sobre contratación pública que rige como Marco Jurídico todo este proceso. Y además deberán comprometerse de alguna manera con los interesados a vigilar que finalmente los Fondos puedan llegar, de modo eficaz, a las empresas para que culmine el proceso y se cierre el círculo adecuadamente. Esto va a ocurrir en los próximos meses y hay que prepararse de modo inmediato a pesar de la neblina en la que estamos transitando.

Un consejo claro y sencillo es lo más eficaz; por lo tanto comiencen por preparar los proyectos, acceda a la información de primera mano y confíen en los expertos que les llevarán por los caminos adecuados para el éxito esperado.

En próximos Post iremos avanzando información de último minuto, sobre todo para aquellas empresas del ámbito turístico que puedan estar interesadas en este proceso que llevará años, en principio hasta el 2026.

No se duerman. Puede que sea una oportunidad para ponerse al día.

José Antonio Fernández de Alarcón Roca

Abogado, socio fundador

mon-lex@mon-lex.com



Deja una respuesta

Twittear
Compartir
Compartir