El mercado único europeo cumplió el año pasado 25 años. Uno de los mayores logros de la Unión Europea (U.E.), ese mercado interior concentra una población de 512 millones y un PIB de 15,3 billones de euros. En su seno, el sector turístico engloba aproximadamente a 2,3 millones de empresas.Al existir un vacío jurídico relacionado con el derecho mercantil europeo, y una heterogeneidad entre los distintos sistemas jurídicos de cada Estado miembro, la U.E. está considerando la posibilidad de crear un Código Europeo del derecho mercantil, cuyos objetivos serían los siguientes:

  • unificar las normas de derecho mercantil dentro de la U.E., inspirándose en la OHADA, que reúne a 17 países africanos en torno a un marco jurídico común para el derecho mercantil, y en los estados federales estadounidenses que han adoptado el “Uniforme Comercial Code” (UCC), un código comercial aplicable en todo los EEUU.
  • abrir el mercado europeo a las pequeñas y medianas empresas. Esto no sólo facilitaría la actividad de las empresas europeas, sino que también las haría más atractivas para los inversores extranjeros.
  • facilitar la libertad de establecimiento y la libre prestación de servicios dentro de la U.E., así como estimular la economía.

A modo de ejemplo, el derecho de la competencia se regula principalmente a través de la normativa europea, pero la fiscalidad es competencia de las legislaciones supranacional y nacional. Igualmente, cada Estado miembro de la U.E. tiene su propia normativa sobre fusiones y adquisiciones de empresas, lo cual genera dificultades cuando sociedades de diferentes Estados miembros desean fusionarse entre sí, siendo las fusiones y adquisiciones una fórmula de crecimiento empresarial, tanto a nivel nacional como europeo.

La U.E. está construyendo su propio derecho mercantil, el cual se uniformará y será más accesible para las empresas y profesionales europeos. El Libro Blanco sobre el futuro de Europa (“Reflexiones y escenarios para la Europa de los Veintisiete en 2025”), publicado por la Comisión Europea en el año 2017, ya predecía que «un grupo de países colabora y acuerda un código común de «Derecho mercantil», que unifica los ámbitos comerciales, societarios y otros aspectos legales conexos y ayuda a las empresas de todos los tamaños a operar con mayor facilidad a nivel transfronterizo.».

 

Marc Ripoll



Deja un comentario


Twittear
Compartir
Compartir