Industria turística 2017: USA y Adminsitración TRUMP

Como observatorio legal, me gustaría llamar la atención sobre los titulares del 2017 en la industria turística americana (hospitality industry), considerando “la nueva era Trump” y los movimientos y reacciones que ello conlleva:

–          En primer lugar, habrá que estar atentos a las modificaciones en temas de visados e inmigración y en las consecuencias que por reciprocidad comiencen a aplicarse en los países afectados. Ello influirá también en la cualificación de los trabajadores de la industria turística americana que verán limitados sus movimientos migratorios. Será sin duda interesante seguir el desarrollo de la ley laboral bajo la nueva administración Trump, los casos de litigios en el sector de la industria turística por la fusión de las grandes compañías hoteleras americanas. Tendencia que se seguirá consolidando a lo largo del presente año 2017.

–          También será interesante hacer el seguimiento de los litigios y acuerdos promovidos por la oposición municipal contra las “home-sharing websites” como es el caso de la polémica de AirBnb y las externalidades negativas o positivas que ello conlleva para hoteles, resorts y restaurantes.

–          Los progresos del internet de las cosas aplicados a la domótica hotelera, los ciber-riesgos, las pólizas de seguros correspondientes, el posible potencial impacto en la legislación laboral y en la legislación del juego en EE.UU. y las consecuencias legales de todo ello son todavía inciertas. Habrá que seguir su desarrollo legislativo y regulatorio.

–          También la progresiva incorporación de los meta-buscadores en el sector del ocio, sin descartar la toma de posesión directa en la industria de alojamiento o de intermediación. Todo ello tendrá repercusiones a nivel global y, lo quiera o no el Sr. Presidente, en un mundo sin barreras virtuales, la forma de hacer negocios seguirá extendiéndose por todo el mundo al amparo de la revolución digital. Si el Derecho siempre va detrás, ahora más que nunca habrá que estar atento.

José Antonio Fernández de Alarcón Roca

Abogado



Deja un comentario


Twittear
Compartir
Compartir