Nueva ISO 27002:2022. La navaja suiza de la seguridad

Nos han mantenido en suspense durante mucho tiempo, pero finalmente la han publicado en febrero de este año. La nueva versión del estándar internacional ISO 27002, supone una revisión muy esperada por los profesionales y empresas que tienen implantado un Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI) basado en la ISO 27001. La última gran versión data del año 2013 y, como podemos suponer, la seguridad de la información, ciberseguridad y la privacidad de los datos personales han sufrido grandes cambios y han introducido nuevos conceptos en nuestro día a día.

Recordemos que la ISO 27002 es un código de prácticas para los controles de seguridad que nos propone la propia norma ISO 27001. Al implantar el SGSI, debemos aplicar los controles necesarios para tratar los riesgos evaluados en la organización, y ahí opera este código para guiarnos en su implantación, gestión y comprobación de su idoneidad. Hasta la fecha, la ISO 27002 estaba compuesta de un total de 114 controles, agrupados en los que denominamos dominios o áreas de actuación de los controles (control de acceso, recursos humanos, desarrollo, etc.). Algunos controles ha perdido mucho peso, como los controles sobre soportes (apenamos usamos CDs o cintas, por mencionar algunos), y otros controles tienen una estructura poco consistente con la realidad, como es el caso de los dedicados al desarrollo de aplicaciones.

  • ¿Y qué nos propone la nueva versión de la ISO 27002? Vamos a resumir los principales cambios:
  • El número total de controles se ha reducido a 93.
  • Se han eliminado los dominios, tal como los conocemos en la versión anterior. Ahora los controles se organizan en cuatro secciones: controles organizativos, sobre las personas, físicos y tecnológicos.
  • Los controles ahora disponen de atributos. ¿Para qué nos sirven? Dependiendo de la perspectiva desde la cual necesitemos acudir a clasificar o ver los controles, los atributos nos permiten filtrarlos. Así pues, cada control tiene la siguientes características:

– Tipo de control, que puede ser preventivo, detective o correctivo.

– Propiedad de seguridad de la información a la que afecta: confidencialidad, disponibilidad e integridad.

– Concepto de ciberseguridad al que aplica: identificar, proteger, detectar, responder o recuperar.

– Capacidades operativas. Este atributo del control es el más extenso y útil desde la perspectiva de quien aplica el control. Muy similar a los dominios de la versión anterior, los controles se agrupan, entre otros, en gobierno, seguridad física, control de vulnerabilidad y amenazas, recursos humanos o gestión de activos.

– Por último, se encuentra el atributo de dominios de seguridad, que se agrupan en cuatro: Gobierno y ecosistema, protección, defensa y resiliencia.

Si analizamos en detalle los nuevos controles, podemos observar que se adaptan mucho mejor a un entorno como es la ciberseguridad. Echábamos en falta un nuevo enfoque de los controles hacia un área concreta de la seguridad de la información que ha cobrado tanta relevancia, como es la ciberseguridad. Las empresas han emprendido un proceso de digitalización desde hace años, con mayor o menor velocidad, pero inevitable en cualquier caso. Esta digitalización no venía soportada por un elenco de medidas de seguridad más racional y con capacidad de adaptación a la empresa, sea cual sea su tamaño o complejidad. Asimismo, la capacidad para poder clasificar los controles en función de las diferentes necesidades (implantación de ciberseguridad, gobierno de la seguridad, implantación de controles o área donde se aplican), por fin permite darle más sentido a su aplicación.

Destacar que la norma deberá implantarse en todas las organizaciones que tengan certificada la norma ISO 27001, en un plazo de dos a tres años. Nos vienen años de trabajo, aplicando los nuevos controles, actualizando políticas y procedimientos, revisando su cumplimiento y, sobre todo, aprendiendo a asegurar la información de las empresas.

Xavier Ferretjans

Director BinauraMONLEX

xferretjans@binauramonlex.com

Compartir este artículo
Palabras relacionadas

¿Todavía tiene preguntas?

Reciba asesoramiento personalizado de nuestros expertos en MONLEX.