Nueva Ley Turística en Baleares: los planes de circularidad

El Decreto Ley 3/2022, de 11 de febrero, de medidas urgentes para la sostenibilidad y la circularidad del Turismo, modifica la Ley 8/2012 de Turismo de les Illes Balears, introduciendo todo un nuevo título (Título V), en el que se plasma la estrategia de circularidad. La estrategia de circularidad responde a una serie de medidas de sostenibilidad que se imponen a modo de nuevas obligaciones para los establecimientos hoteleros con el horizonte en 2030.

Para dar cumplimiento a esta estrategia se prevé la obligación de adoptar determinadas medidas, entre las cuales se encuentra la de elaborar planes de circularidad, que serán exigibles a los establecimientos turísticos que pertenezcan a los grupos de alojamiento hotelero (hoteles, hoteles de ciudad, hoteles apartamento y alojamientos de turismo de interior), apartamentos turísticos y alojamientos de turismo rural (hoteles rurales y agroturismos). Estos establecimientos deberán tener implantadas estas medidas según el calendario establecido en la disposición transitoria décima, la cual prevé para la elaboración del primer plan de circularidad los siguientes plazos:

a) Para los alojamientos turísticos con categorías mínimas de cuatro estrellas o cuatro claves: 1 de mayo de 2023.

b) Resto de alojamientos turísticos sujetos: 1 de enero de 2024.

Los planes de circularidad deberán prever acciones que intervengan directamente en las áreas definidas como prioritarias: agua, energía, alimentos, materiales y residuos, con la posibilidad de adoptar otras áreas prioritarias adicionales, según la voluntad y estrategia diseñada por el establecimiento.

Además, deberán tener dos fases: la de planificación circular (en la que se adoptan las acciones necesarias para la ejecución del plan de circularidad), y la de evaluación circular (en la que se medirá el progreso circular y se revisarán las líneas de acción).

La evaluación circular se deberá realizar anualmente.

Los planes de circularidad deberán reflejarse en un documento en formato físico o electrónico que tiene que estar a disposición de los inspectores de la administración turística y de los representantes legales de las personas trabajadoras. Por lo tanto, serán objeto de inspección, siendo que si no se llevan a cabo las evaluaciones anuales obligatorias, o si directamente se incumple la obligación de disponer del plan de circularidad, se considerará como una infracción grave, pudiendo ser sancionada con multa de hasta 40.000 euros.

El conjunto de medidas que se contemplan en el Decreto Ley 3/2022 supondrán una fuerte inversión para los establecimientos hoteleros, que se ven desde ya obligados a dar cumplimiento a estas nuevas exigencias cumpliendo determinados plazos, con la sanción establecida en cada caso si no se da cumplimiento.

Por ello, dada la situación actual en la que se comienza a emerger después de la crisis del coronavirus, y en la que todo el foco de atención se centra en la temporada verano 2022, resulta necesario que se adopten medidas de apoyo o canalización mediante los fondos europeos de recuperación para poder afrontar la inversión que supondrán estas medidas y los planes de circularidad para los establecimientos hoteleros.

Camila Ortiz Castro

Abogada

cortiz@monlexabogados.es

Compartir este artículo
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Palabras relacionadas

¿Todavía tiene preguntas?

Reciba asesoramiento personalizado de nuestros expertos en MONLEX.

Aceptar
Rechazar