Política turística, vuelta al cole y Leyes (II)

Tras el Post preámbulo de la semana pasada nos quedaba aterrizar en sugerencias concretas para ir completando la agenda de los políticos y hacer hueco entre sus días de fotos preparadas y conspiraciones de periódico. La situación es grave en el sentido de responsabilidad. Pasaremos ya un año de incertidumbres 2019 y nos adentraremos rápidamente en la imprevisibidad de los acontecimientos o de sus resultados y consecuencias del 2020.

Los políticos seguirán con sus quejas sobre la falta de Presupuesto y de financiación. Pero seguirán en su mantra de seguir gastando y acumulando una deuda que depende directamente de los recursos generados básicamente por las empresas y sus trabajadores vía impuestos… pues de recursos o de ver cómo se generan en DESTINOS turísticos va este Post. Y así que la rueda gire incluso cuando vienen mal dadas.

– La actual Disposición Adicional 3ra de la Ley Turística Balear (antes Cuarta ) debería reactivarse con el mismo espíritu que había en su origen para facilitar la inversión hotelera. Exonerar parámetros urbanísticos que hacen imposible un upgrade de los establecimientos o Turquía, Grecia y destinos emergentes se quedarán y cautivarán una gran parte del mercado. Quizás sin aumentar plazas, pero desde luego facilitando el lastimoso proceso de las licencias. Simplicidad y rapidez. En tres meses otorgar la licencia de obra y la de apertura reenviarla al sistema de Driat administrativo. Desarrollar dicha política o similar en todos los principales DESTINOS turísticos españoles.

– Establecer la misma estrategia en los sectores del ocio, restauración y comercio. Hablar con ellos y facilitar la gestión e información de los procesos de mejora. No inventarse planes o subvenciones sin una estrategia adecuada y efectiva. Gestionarlos a través de las organizaciones empresariales que conocen bien sus sectores y rendir cuentas.

– Luchar contra el turismo incívico con todas las armas y hasta sus últimas consecuencias o el turismo de masas no saldrá nunca del bucle perverso de competir solo en precios: Ordenanzas cívicas, medidas cautelares ( clausura temporal ) decididas contra los reincidentes, policía local y agentes cívicos concienciados y dotados de medios y personal suficiente,….

– Plan de choque entre el Estado, las CCAA y los Ayuntamientos para mejorar las infraestructuras básicas de los destinos turísticos: que funcione adecuadamente la depuración de aguas y su suministro, que las zonas comunes y viales estén limpios y acondicionados, iluminación, seguridad, accesos estratégicos y coordinación con aeropuertos, etc…pero en serio

Esa es nuestra industria. Y así es parte de su reindustrialización y mejora. Todo en marcha sería un motor que mantendría recursos y dibujaría un futuro que estaría en nuestras manos y no en la de terceros. Hay alguien ahí fuera en la política que no esté aburrido de buscarse en los periódicos y se atreva a liderar y escuchar un futuro mejor para todos. Como decía Simone Weil “…prestar atención es el arma más poderosa “

José Antonio Fernández de Alarcón Roca

Abogado

mon-lex@mon-lex.com



Deja un comentario


Twittear
Compartir
Compartir